the infernex http://infernex.net otro diario subversivo de opinión Wed, 13 Apr 2011 02:47:30 +0000 en hourly 1 http://wordpress.org/?v=3.1.3 ¡Y se deshizo la luz! http://infernex.net/story/y-se-deshizo-la-luz/ http://infernex.net/story/y-se-deshizo-la-luz/#comments Mon, 02 Feb 2009 01:19:00 +0000 angel http://infernex.net/?p=220 Escucho un crujido y, de repente, todo se detiene. Es el comienzo de un parpadeo pero no vuelvo a abrir los ojos en un largo rato, todo parece lóbrego y sin sentido. El mundo se detiene y se reduce tan solo a oscuridad. Siento que algo se ha apoderado de mí y me obliga a escudriñar todos los rincones en busca de una solución, algo que calme mi ansiedad y pueda arrojar algo de luz para despertar del pestañeo apagado.…

]]>
Escucho un crujido y, de repente, todo se detiene. Es el comienzo de un parpadeo pero no vuelvo a abrir los ojos en un largo rato, todo parece lóbrego y sin sentido. El mundo se detiene y se reduce tan solo a oscuridad. Siento que algo se ha apoderado de mí y me obliga a escudriñar todos los rincones en busca de una solución, algo que calme mi ansiedad y pueda arrojar algo de luz para despertar del pestañeo apagado. Me levanto de la silla y orquesto una vorágine de movimientos totalmente desacompasados, torpes e incluso vagos. Me siento perdido y llego a tropezar un par de veces. Rebusco en estanterías y cajones y hasta examino lugares que creía olvidados. Todo en un vano intento de recuperar las riendas de mi visión.

Los minutos pasan pero no los veo. Sigo encerrado en una ceguera artificial que me hace perseguir un remedio con aún más desesperación. Me acelero y desquicio por momentos. Finalmente, tras esa ardua búsqueda, recupero algo de claridad, consigo atisbar de nuevo la realidad ante mis ojos bajo una tenue llama, y por un segundo, el mundo vuelve a girar. Creo tener todo lo que necesitaba, cuando en realidad empiezo a ver cómo dependo de ese modo de vida que tantas veces me he atrevido a criticar.

Creía poder volverme a encontrar con tan solo una luz, pero no lo consigo, al contrario, me pierdo todavía más. Empiezo a pensar en todo lo que este mundo me ofrece tan inocentemente: un mundo totalmente dominado por la energía y su control en el que, sin remedio, me han acostumbrado a vivir desde pequeño. Siento miedo. Miedo a pensar y a enfrentarme a la realidad que está frente a mí. Ya no veo oscuridad, sin embargo, todo sigue en un odioso silencio que en segundos, se convierte en un zumbido. Me estallan los tímpanos. El reloj corre más lento que nunca. Todo parece eterno y a la vez ensordecedor, es insoportable, agotador y hasta desquiciante.

No hay solución ni remedio, soy un electrotelemático más, condenado hasta la médula que paga la penitencia de olvidar que un día fuimos humanos. Olvidar que un día supimos hacer de la nada un todo sin más medios que nuestras propias manos. Sin embargo hoy, aunque lo tengamos todo, basta que alguien desconecte la electricidad para darnos cuenta de que no queda nada, ¿o tal vez sí que quede?

]]>
http://infernex.net/story/y-se-deshizo-la-luz/feed/ 1
Silencio http://infernex.net/story/silencio/ http://infernex.net/story/silencio/#comments Thu, 27 Nov 2008 04:13:08 +0000 angel http://infernex.net/?p=213 Hay viejos proverbios árabes que hablan sobre el silencio, aunque sin duda el que más destaca es este: “No abras los labios si no estás seguro de que lo que vas a decir es más hermoso que el silencio.”

El problema no es que tenga poco que decir sino tengo poco en cómo saber decirlo, no me faltan fondos pero sí formas. Y no, no quiero que sea hermoso, sería demasiado atrevido si creyera que mis palabras pueden resultar hermosas,…

]]>
Hay viejos proverbios árabes que hablan sobre el silencio, aunque sin duda el que más destaca es este: “No abras los labios si no estás seguro de que lo que vas a decir es más hermoso que el silencio.”

El problema no es que tenga poco que decir sino tengo poco en cómo saber decirlo, no me faltan fondos pero sí formas. Y no, no quiero que sea hermoso, sería demasiado atrevido si creyera que mis palabras pueden resultar hermosas, pero lo que sí quiero es que resulten al menos coherentes, consecuentes, sinceras y ante todo, meditadas. Ha sido un mes agotador, lleno de rutinas diferentes y cambios insospechados, como en el mundo real, esta vez nunca mejor dicho. He actuado como mero espectador que ha preferido no abrir boca, al menos de momento. Eso me ha hecho más audaz, me ha calmado y me ha hecho ver las cosas de un modo diferente, al fin y al cabo, renovador.

Durante este tiempo no he sabido encontrar el momento para que las palabras volvieran a salir a flote, a veces, como dije en el primer post mis palabras son tímidas, y prefiero estar demasiado tiempo como receptor antes de volver a ser emisor, necesito nutrirme mucho de otras historias y sobre todo de todo tipo de literatura, hay que llenar el espíritu en el fondo. Pero esto no es una despedida, ni siquiera un hasta luego, es un hasta ahora mismo. Que no haya escrito en casi un mes no quiere decir que haya perdido la llama, simplemente quiere decir que tengo que buscar más ratos para soplarla y sin duda, sé que vendrán.

Se lo he prometido a muchas personas, pero sobre todo, a mí mismo. Así que mientras pienso en los próximos artículos mejor me callo un rato y os dejo tranquilos a vosotros también. No perdais ojo ya que otro gran refrán dice: “después de la tormenta llega la calma” y mi calma lleva ya demasiados días activa.

Se avecina tormenta pero mientras tanto, silencio.

]]>
http://infernex.net/story/silencio/feed/ 7
Soy hombre y feminista http://infernex.net/story/soy-hombre-y-feminista/ http://infernex.net/story/soy-hombre-y-feminista/#comments Mon, 03 Nov 2008 00:45:29 +0000 angel http://infernex.net/?p=152 Es posible que al leer este titular más de uno se sorprenda, nada más lejos de la realidad, quizá mi objetivo sea en parte ese, atraer al lector para que se interese por lo que quiero decir, puede que lo consiga o puede que no, esa es una de las armas del que escribe y creo que esta vez debía jugarla. Pero la verdad es otra, o en tal caso, complementa a la provocación inicial ya que hace tiempo que…

]]>
Es posible que al leer este titular más de uno se sorprenda, nada más lejos de la realidad, quizá mi objetivo sea en parte ese, atraer al lector para que se interese por lo que quiero decir, puede que lo consiga o puede que no, esa es una de las armas del que escribe y creo que esta vez debía jugarla. Pero la verdad es otra, o en tal caso, complementa a la provocación inicial ya que hace tiempo que quería dar mi opinión sobre el que fue, y para mi sigue siendo, el significado real de la palabra feminismo. Sin embargo hace tiempo que ha sido relegado a segunda definición. El error, de nuevo, vuelve a ser de concepto, de representación. De cómo una palabra que hace apenas siglo y medio significaba una cosa hoy significa prácticamente algo opuesto. Es mi indignación, y quizá también la de muchos otros y otras, de cómo se puede distorsionar un mensaje o, en este caso, tan solo una palabra.

Escuchamos feminista y pensamos en una guerra de sexos, en demasiadas batallas absurdas que duran ya demasiado tiempo y lo único que consiguen es enfrentar más las posiciones, y muchas veces, por desgracia, aumentar las listas de fallecidos. Se ha equiparado al machismo con el feminismo, quizá por similitud de términos o quizá con alguna otra finalidad oculta tejida desde el bando contrario. Sea como fuere, provoca discriminación y me da igual cómo, positiva o negativamente, pero está ahí y no es lo que se buscaba hace 150 años. La misoginia del machismo ha envenenado al feminismo y lo ha convertido en una misandria que también nos envenena a nosotros. Se ha perdido el concepto original y ha sido degradado a un odio al género opuesto que nos invade cada día un poco más, seas hombre o mujer. El objetivo no es ser mejor o peor que nadie, puede que jamás lo seamos, lo que es seguro es que somos únicos, diferentes, y eso, no tiene por qué significar siempre distintos. Sonará demágogico pero tengo claro que lo esencial es luchar por la igualdad, es lo único que nos debería mover, fuera en religión, etnia, nacionalidad o lo mas importante, el género. Sin embargo, se empeñan en hacernos pensar lo contrario.

Y es que aunque la sociedad dentro del hogar siempre ha sido matriarcal, es decir, la madre y en general la mujer, ha mandado casi siempre dentro de su propia casa o entorno, no podemos ni debemos olvidar todo el patriarcado al ha sido sometida durante más de seis milenios. Hombres que han definido todas sus formas de actuar en temas políticos, legales, culturales, religiosos y sociales. Que les decían cómo vestirse, cómo hablar, cómo comportarse o incluso cómo pensar. Por suerte hace siglo y medio una idea de lucha que llevaba tiempo en el ambiente tomó forma. Caló en la clase burguesa y en la obrera, fue igual de importante en ambos bandos y por primera vez, compartía la mayoría de reivindicaciones sobre cómo los derechos de la mujer habían sido vilipendiados durante años. Así nació el feminismo, buscando la igualdad, uniendo a mujeres y hombres tratando de equiparar todos sus derechos, compartiendo las mismas obligaciones, porque no puede haber igualdad si los dos géneros no estamos unidos. Esa idea se hizo visible al mundo con el sufragismo a principios del siglo XX, no querían nada más que tener el mismo derecho que el hombre a la hora de elegir a su próximo gobernante. Algo tan simple como el voto universal aún no existía, afortunadamente y con los años, se hizo realidad. Una realidad que pudimos disfrutar en España durante la 2a República, lamentablemente, igual de rápido que llegó se fue y vuelta a la patriarquía del nacionalcatolicismo. Justo cuando debíamos gestar una diferencia, el tiempo se volvió de tormenta.

Hicieron falta más de 40 años para que la calma volviera y la mayoría de libertades nos fueran devueltas. Por desgracia, el error ya se había cometido y el feminismo que un día existió en este país había cambiado radicalmente de significado. Llevamos mucho tiempo arrastrando esa confusión, ese desvío de ideas que ha resultado ser absurdo con el tiempo, hoy lo sabemos. Por otro lado también sabemos que la sociedad sigue siendo machista. Vemos ejemplos cada día de ello, de cómo las posturas se radicalizan más y que para algunos, esos derechos que muchos queremos iguales estan tan lejos como lo estuvieron un día. Pese a todo lo que se ha avanzado, o lo que al menos dicen, sigo viendo distinciones en el mundo laboral, judicial y social. Hablo de por qué se siguen sin ofrecer oportunidades equitativas y dignas, de por qué se siguen sin cumplir muchas leyes de alejamiento y encima vemos como la justicia ni siquiera se esfuerza por echar a los que no lo evitan, tan solo los amonestan. Hablo de por qué una mujer no puede decidir libremente con su cuerpo a la hora de tener un aborto. Y eso es solo la punta del iceberg de aquí, si miramos a África o Asia podemos ver cómo una niña puede ser violada y luego encima acusada de adulterio y ser lapidada por ello, de cómo algunas culturas siguen prácticando ritos que siguen degradando a la mujer a poco más que un objeto, o de cómo puedes alquilar a una niña por menos de lo que te cuesta una cerveza y abusar impunemente de ella. Sin embargo, lo que es noticia en este país es cuando una asociación feminista retira un anuncio ya que un colectivo no sabe tener suficiente sentido del humor.

Por eso pienso que ahora más que nunca, es necesaria esa unión entre los dos géneros. Que por ejemplo y para variar, se cumplan todos y cada uno de los artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y de paso que se cumplan también el 14 y 16 de la Constitución Española, entre otros. En conclusión quiero que se vuelva al feminismo auténtico y genuino, porque si seguimos discutiendo siempre será una X enfrentada a una Y, cuando lo que necesitamos, es una unión real de XX y XY. Porque no hay igualdad ni lucha posible si cualquiera de las dos partes falla.

]]>
http://infernex.net/story/soy-hombre-y-feminista/feed/ 22
Tempus fugit http://infernex.net/story/tempus-fugit/ http://infernex.net/story/tempus-fugit/#comments Mon, 27 Oct 2008 16:45:09 +0000 angel http://infernex.net/?p=122 Quizá como dicen muchas canciones, se necesita tiempo, siempre es él, dulce verdugo de un crepitar de pasos sin nombre. Pasos que sin querer damos cada uno de los días que corremos sin detenernos siquiera a contemplar lo que tenemos delante. Se desgrana segundo a segundo y solo puedes verlo una vez. Él, sin embargo, sigue tranquilo y tentador, sentado en una ola de cambio que aún no sabe cómo tiene que romper. Sin destino ni rumbo. A pesar de…

]]>
Quizá como dicen muchas canciones, se necesita tiempo, siempre es él, dulce verdugo de un crepitar de pasos sin nombre. Pasos que sin querer damos cada uno de los días que corremos sin detenernos siquiera a contemplar lo que tenemos delante. Se desgrana segundo a segundo y solo puedes verlo una vez. Él, sin embargo, sigue tranquilo y tentador, sentado en una ola de cambio que aún no sabe cómo tiene que romper. Sin destino ni rumbo. A pesar de eso, le sigues esperando impaciente. Nunca he tenido suficiente con una sola vez.

Y siempre es el tiempo, para volver a confiar que un día volverás a ver el mar o que volverás a enfrentarte a los temores que hacen que algunas cosas se vean imposibles, tanto como para que solo haya una simple oportunidad, oculta entre barrotes de plastilina mutables a pura ferrita oxidada. Dispuesta a ser olvidada de mil maneras distintas y solo salvable de una sola posible.

La paciencia es el arma del confiado, al acecho del rincón sosegado para agarrar esa ola como se merece. Para poder pasearte sobre su cresta mientras te lleva con magia hacia la orilla, para hacerte volver a sentir la tierra bajo tus pies, recapacitar y comprender qué tiene que existir para mantener ese equilibrio. Esa paz.

Por suerte creo en la rendición, en redimir los pecados y volver a contar hacia adelante; a veces, la mejor fuga, o incluso la peor, son caminos que llevan a la libertad, no siempre huir es de cobardes ni rendirse de blandos. Solo es el tiempo quien decide el dónde y el por qué, entre remolonas cadenas que quieren romperse; seguir sin mirar atrás, confiar en él para desear de nuevo lo que seré sin importar lo que fui. Eso es lo que me gusta y sigo buscando, por que en esta vida todo va de evolución.

Solo es cuestión de paciencia y tiempo, seguimos desconectados los unos de los otros sin darnos cuenta de que la alta tensión solo se obtiene si nos conectamos juntos, sin cortocircuitos ni interferencias, porque no siempre lo arriesgado tiene porque ser peligroso. Depende de nosotros, ya que el tiempo, se agota segundo a segundo sin remedio, sigue su curso, así que no dudes de él porque sin duda existe, aunque sea relativo, siempre tiene una finalidad y no tiene por qué ser errónea. En nuestras manos está decidir cómo tiene que ser.

]]>
http://infernex.net/story/tempus-fugit/feed/ 7
Gente Normal http://infernex.net/story/gente-normal/ http://infernex.net/story/gente-normal/#comments Fri, 24 Oct 2008 21:42:27 +0000 angel http://infernex.net/?p=125 Hace ya varios días veía en el blog mi amigo JRMora una viñeta sobre la gente normal. Me dio que pensar. Lo cierto es que llevo días pensando en todo lo que seis simples dibujos fueron capaces de decirme, no es que no lo hubiera pensado antes, simplemente me abrió algo más los ojos. No hay nada como un cubata on-the-rocks de sinceridad. Y aunque…

]]>
Hace ya varios días veía en el blog mi amigo JRMora una viñeta sobre la gente normal. Me dio que pensar. Lo cierto es que llevo días pensando en todo lo que seis simples dibujos fueron capaces de decirme, no es que no lo hubiera pensado antes, simplemente me abrió algo más los ojos. No hay nada como un cubata on-the-rocks de sinceridad. Y aunque a veces vale más una imagen que mil palabras, hay otras donde una palabra puede valer lo mismo que mil imágenes. Este sin duda es el caso de la palabra normal. Pensando un poco nos daremos cuenta de que en un mundo donde viven más de 6.000 millones de personas, hablar de algo normal es cuanto menos, irónico. Lo peor de todo esto es que se intenta vender lo normal como lo bueno, lo correcto, como un camino de vida, muchas veces visto como el único. Normalidad barata y banal que se perpetúa una generación tras otra sin posibilidad de remontar el vuelo. Sin pasiones, sin sentimiento, sin sensaciones. Estados lineales de comportamiento. Sumisos. Normales.

Tienes que estudiar, tienes que trabajar, tienes que labrarte un futuro. No hay posibilidad de errar, si te caes te aplastan. Tienes que levantarte temprano, tomarte el café en tiempo récord mientras te arden los labios pensando en el viaje de ida. Caras apáticas, inmersas en su autosuficiencia y en su normalidad, en parecer lo que no son. Rodeados de tecnología inútil y glamour barato en su forma de vestir, creyendo que son especiales cuando lo único que hacen es sucumbir en lo que está de moda, en algo que se ha convertido en normal. Nos tratamos con impersonalidad, antipatía e intolerancia. Hormigas en movimiento que acaban encerradas cada noche bajo cuatro paredes. No se puede ser diferente. No te puedes salir del molde. No hay libertad, no hay tregua y si te sales de esas normas te llaman loco. Un loco que quiere hablar, o tal vez un loco que quiere cantar, que quiere silbar o tal vez recitar. Un loco que mendiga o uno que enseña viejas fotos. Sigue la rueda de la normalidad y se hace tan grande como una bola de nieve que no puedes parar, una frívola cúpula que se mueve como una gran pompa de jabón que parece que nunca quiere reventar. Dónde queda la libre expresión del individuo como tal, su máxima exposición, su inteligencia y sensibilidad, quedan reducidas a prácticamente nada cuando se les impone la barrera de lo normal. El camino que debes seguir no es el que escoges si no el que te abren. Solo puedes entrar, si te quedas fuera, es tu responsabilidad. Es tu locura frente al mundo. Abre tu mejor paraguas y sonríe.

Disfruta de ese otro camino mientras puedas, observa a los otros locos que te rodean, deja atraparte por ellos y bebe de su demencia al mismo tiempo que beben de la tuya. Sáciate de delirio. Pierdete en el frenesí y hasta en la excentricidad. Cúbrete en su creatividad y hechízate de un mundo donde las reglas están reflejadas frente a un espejo, donde todo se ha dado la vuelta e increiblemente, sigue en equilibrio. Aprende los trucos para vencer a ese inmovilismo, a esa depresión perpetua bajo edificios de color oxidado e inmensas cristaleras repletas de aire normalizado. Salta, baila y canta como un poseso, libérate. Observa, aprende y reinventalo todo. Muévete cuanto quieras pero hazlo con cuidado, como si fueras todo un funambulista aferrado a tu mejor vara, ya que si caes, hay una red que te atrapará, pero no es en la que quieres caer, ya has estado ahí, sabes perfectamente donde acaba y sabes que no es allí donde quieres volver.

]]>
http://infernex.net/story/gente-normal/feed/ 14
La televisión actual, un fascismo de masas http://infernex.net/story/la-television-actual-un-fascismo-de-masas/ http://infernex.net/story/la-television-actual-un-fascismo-de-masas/#comments Sun, 05 Oct 2008 23:06:27 +0000 angel http://infernex.net/?p=96 La información es poder. El morbo es producto. El dinero es el resultado.

Una caja de plástico que emite destellos de luz con sonidos. Eso es el nuevo profeta de un Dios inventando por enésima vez. Omnipotente. Omnipresente.

Marca tendencias y pensamientos, no hace falta ni que refleje las que se ven fuera, es tan fuerte que es capaz de crear las suyas y hacer que te las tragues. Junto con su moral. Vendida a políticos, religiosos o cualquier otro…

]]>
La información es poder. El morbo es producto. El dinero es el resultado.

Una caja de plástico que emite destellos de luz con sonidos. Eso es el nuevo profeta de un Dios inventando por enésima vez. Omnipotente. Omnipresente.

Marca tendencias y pensamientos, no hace falta ni que refleje las que se ven fuera, es tan fuerte que es capaz de crear las suyas y hacer que te las tragues. Junto con su moral. Vendida a políticos, religiosos o cualquier otro grupo de poder. Perpetuando el círculo vicioso. Continuando el patético juego.

Dueños de televisiones. Dueños de empresas. De muchas empresas. Con ellas, publicidad y eslóganes que hablan de la autoperfección, de la autorealización y de lo fácil que es conseguirlas sin tan siquiera moverte de tu casa. Anuncios de ropa interior y de comidas bajas en grasas y calorías. Consejos superfluos de lo que debes tener en tu cuerpo, armario o garaje para sentirte mejor. Un bombardeo constante de superficialidad, alejada del sentido y la razón. Telelobotomía. Una operación a distancia para reconstruir tus circuitos cerebrales sin usar ni cirugía.

Así despertaron y siguen despertando al voyeur que llevamos dentro. Vendiéndonos intimidad para que no pensemos en lo penosa que es la nuestra. Series que perpetúan un espíritu de rebeldía que se ha convertido en apatía resentida, perpetuando sueños que pocas veces conseguiremos. Aceptación sumisa, como borregos. Conocimientos inútiles que embotan nuestro cerebro y solo hacen que veamos al Gran Hermano desde el otro lado del espejo. Ese que describe Palahniuk. Ese que te mantiene ocupado entre ilusión de información, entretenimiento de masas y ruido de risas de muertos grabadas hace más de 60 años. Ese que hace que no consigas pensar en qué quieres hacer con tu vida porque todo tu cerebro ya está ocupado.

Y ahí es cuando todas las patrañas te entran una a una, sin remedio. Directas a tus ojos, a tu garganta y a tu cerebro. Lo dominan todo. Son el nuevo Dios.

Empiezan de buena mañana, como los mercados. La diferencia está en que te venden el rigor informativo como mi pescadera los boquerones. Un pasatiempo, triple, cuádruple o incluso continuo. Sensacionalismo envuelto en entretenimiento barato, un sucedáneo cultural más para mantener a raya la opinión del ciudadano medio que ha dejado de consumir verdadera cultura. Sin inquietud, inmóvil. No lee libros, no escucha más música que aquella con la que le bombardean, no va al cine ni al teatro, no asiste a exposiciones y el arte en general se la suda. Por dejar ya hasta deja los periódicos que tan famosos se hicieron por regalarse.

Te sientas en el sillón, coges el mando y crees tener el control. Ilusión de seguridad. Nuevas generaciones ensimismadas en personajes ficticios, o peor aún, reales, con los que sueñas o soñaste llegar a ser. Aún así, a veces, te crees capaz de rebelarte, de creer que si no ves determinados tipos de programas cambiarán su manera de hacer televisión. Que si te quejas reaccionarán. Que tus gritos serán escuchados. Ilusión de credulidad. La duda ofende pero su risa continúa, haciéndose casi perpetua como el formato de programas que emiten.

Un pensamiento único basado en el entretenimiento y control de las masas, aplicando la fórmula para que se sostenga el máximo de tiempo posible, para que éstas repliquen el mensaje y se envuelvan en él, como una manta cálida de falsa protección, convirtiéndolo en un monotema, en un pensamiento fascista que aisla de cualquier otra tendencia que puedan lanzar políticos, escritores o intelectuales tal y como afirma en sus ensayos el filosófo alemán, Peter Sloterdijk. Lamentablemente, la idea no es nueva, ya decían los romanos, Panem et circenses.

Por suerte aún quedan rebeldes, creyentes independientes de la imagen en movimiento. Condenados. Desterrados. Vagando por la red de redes en busca de una selección de contenidos de calidad. Ellos no nos la van a dar, están demasiado ocupados manteniendo el engaño mientras cuentan sus ganancias. Y si los que viven de esto no inician la revolución que necesita el medio televisivo, debemos ser nosotros, los telespectadores, los que les devolvamos todos los vómitos que nos provocan delante de sus puertas.

Que huelan lo mismo que nosotros cuando vemos lo que nos ofrecen al encender esa caja de plástico. Quizá así comprendan qué se siente, notando ese hedor una mañana tras otra. Quizá así reaccionen de una puta vez para que a todos nos desaparezca la nausea de una vez por todas.

]]>
http://infernex.net/story/la-television-actual-un-fascismo-de-masas/feed/ 30
Descubre al bonobo que hay en ti http://infernex.net/story/descubre-al-bonobo-que-hay-en-ti/ http://infernex.net/story/descubre-al-bonobo-que-hay-en-ti/#comments Tue, 30 Sep 2008 23:39:07 +0000 angel http://infernex.net/?p=79 Los humanos no conocemos este planeta por completo, y sin embargo, tratamos de explorar otros. Somos una especie que no se ha preocupado más que de hacer evolucionar lo que tiene a su alrededor, y no en aquello que le hace humano de verdad. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Cuál es el destino de todo? Grandes preguntas para una especie que es tan pequeña como su historia, comparada con la longevidad del Universo. Grandes cuestiones para…

]]>
Los humanos no conocemos este planeta por completo, y sin embargo, tratamos de explorar otros. Somos una especie que no se ha preocupado más que de hacer evolucionar lo que tiene a su alrededor, y no en aquello que le hace humano de verdad. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Cuál es el destino de todo? Grandes preguntas para una especie que es tan pequeña como su historia, comparada con la longevidad del Universo. Grandes cuestiones para una especie que aún no ha asimilado su verdadero sentido en la Tierra.

Y no, no soy yo el que viene a responder esas grandes cuestiones -sería demasiado atrevido si tratara de hacerlo-. Sólo pretendo recuperar una pequeña luz sobre nuestra evolución, la humana, o al menos, lo que debería suscitar escuchar la palabra “humanidad”. ¿Cómo hacerlo? Simple, tan solo me he fijado en unos primos lejanos: nuestros hermanos primates africanos, los bonobos.

Hace unos 7 millones de años, tanto chimpancés como humanos, tuvimos un origen común. Tiempo después, nuestra evolución se escindió en dos ramas y dimos lugar a la especie Homo -a pesar de las discusiones aún existentes entre biólogos- frente al Pan. Durante muchos años, pensamos que el ser más parecido genéticamente a nosotros era el chimpancé común (Pan troglodytes). Sin embargo durante el siglo XX, concretamente en 1928, Ernst Schwartz descubrió una nueva especie en el Zoo de Berlín que había sido confundida durante años con chimpancés enanos. Ésta fue definida un año más tarde como “Bonobo” (Pan paniscus). A partir de ahí, los estudios se centraron en saber cuánto de humano tenía aquel primate, evolucionado hace un millón de años a partir del chimpancé común. Los japoneses descubrieron que la coincidencia genética con el ser humano resultó ser un 2% más elevada que la del Pan troglodytes. Más adelante, al estudiar su sociedad en profundidad, un rayo de esperanza brilló al final del horizonte.

Y es el que el bonobo es especial, en todos los sentidos. Desde los rasgos faciales más elaborados hasta su comportamiento social, pasando por su conducta sexual -entre otras cosas, comparten sexo y alimentos entre tribus ajenas sin rencor o carga- los convierte en unos seres excepcionales. Se agrupan en manadas dominadas por una hembra alfa, no hay peleas entre los machos y practican el sexo sin tapujos ni distinción de rango ni edad. Con una inteligencia mayor a la del chimpancé común, el bonobo sabe desarrollar ciertos aspectos de los que sólo los humanos parecían capaces. Frente a la violencia del Troglodytes, el bonobo prefiere la calma y el sosiego. Frente a la competencia y el egoísmo, la paciencia y el altruismo. Frans de Waal, en su libro Bonobo: el simio perdido, les atribuye incluso empatía, amabilidad y hasta sensibilidad. Es libre, nómada y no hace del individuo el máximo exponente de la especie si no que es el conjunto social de los mismos los que componen la magia de la misma. Desde mi punto de vista, están mucho más evolucionados en el plano social que los propios seres humanos. Nosotros hemos progresado en otras facetas y nos hemos olvidado de la que más debería importar. La humana.

De la misma manera que entre nosotros existen relaciones personales, también es así para ellos. Igual que los humanos nos estrechamos la mano, nos abrazamos, besamos o follamos, ellos también lo hacen. Aunque van un paso por delante. Los bonobos son los hippies verdaderos, son los únicos merecedores de la mítica frase “Haz el amor y no la guerra”, incluso más que eso, son verdaderos ejemplos vivos de ello. De todos es sabido que el sexo relaja tensiones y evita luchas estúpidas, yo añado que la promiscuidad dilapida a la propiedad, una de las razones básicas de casi todas las injusticias, haciéndonos así todos iguales. Los bonobos son verdaderos maestros en esas “artes” y hacen gala de ello todos los días de su vida.

Una vida basada en el tránsito, en la feminidad, en la evolución, en la generosidad y no en la violencia machista, inmovilista, caníbal y egoísta de los chimpancés. Y aunque es innegable que la huella de éstos está en nuestra sociedad, acechándonos en cada esquina con ruidos de monedas, muertos y bombas, me sigue encantando soñar que desciendo de ese adorable primate, y lamentablemente casi desconocido, llamado bonobo, para el que lo más importante no es el antes ni el después, sino el ahora.

Referencias:

]]>
http://infernex.net/story/descubre-al-bonobo-que-hay-en-ti/feed/ 9
¿Cuándo se fueron las palabras? http://infernex.net/story/cuando-se-fueron-las-palabras/ http://infernex.net/story/cuando-se-fueron-las-palabras/#comments Mon, 15 Sep 2008 21:59:33 +0000 angel http://infernex.net/?p=73 La verdad es que ya no recordaba cuándo fue la última vez que me senté frente al ordenador, cerré los ojos, y me dejé llevar por las palabras, por el camino que ellas quisieran, por el camino que ellas me guiaran. Siempre resultaban sabias y lo más importante, hacían que pensara en lo que realmente deseaba. Eran las únicas capaces de reunir y, más aún, de ordenar mis pensamientos; tenían las riendas con las que sujetar aquel caos, aquel universo…

]]>
La verdad es que ya no recordaba cuándo fue la última vez que me senté frente al ordenador, cerré los ojos, y me dejé llevar por las palabras, por el camino que ellas quisieran, por el camino que ellas me guiaran. Siempre resultaban sabias y lo más importante, hacían que pensara en lo que realmente deseaba. Eran las únicas capaces de reunir y, más aún, de ordenar mis pensamientos; tenían las riendas con las que sujetar aquel caos, aquel universo de fotografías hechas relatos que a la larga resultaron ser uno de los carretes de mi vida.

Mis palabras sin embargo son tímidas, retraídas durante mucho tiempo, cogiendo polvo en libretas que pocas veces han visto la luz del sol o escondiéndose entre el laberinto de directorios de varios discos duros; son ellas las que se negaban aún a mostrarse tal como eran, y yo como su fiel protector, las seguía resguardando en mi jardín, quizá porque aún necesitaban madurarse un poco más, para que el que las probara, fuera capaz de apreciar todos y cada uno de los sabores. Todo en esta vida evoluciona, cambia, fluye, pero nunca muere, y no es que lo diga yo, es la ciencia quien lo afirma. “La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma”, y eso es lo que eran ellas, capaces de mantener una ilusión, un sueño, plasmarlo frente a mi e imaginar que podía ser real, tan solo cerrando los ojos y dejándome llevar.

Sólo existe un riesgo, es el instante cuando vuelves a abrir el cajón donde descansaban, sabiendo que pueden llegar demasiado tarde, carentes del significado que algún día quisieron tener, palabras que sólo pocas personas entenderán o disfrutarán, incluso algunas que te hacen preguntarte por qué necesitabas vomitar todo aquello frente a una hoja en blanco. Pero como he dicho antes, a veces se olvida que siempre se puede volver a exprimir algo de nuevo, sea cual sea el estado en el que se esté, aún en descomposición, todo mantiene su ciclo. La energía sigue transformándose aunque sea invisible para nuestros ojos, por eso, llegó un momento en que pensé que se habían ido, sin saber que sólo debía darme cuenta que han estado siempre, evolucionando a mi lado, aunque no las haya visto.

Ese es el día pues, en el que me pregunté dónde estaba mi cosecha, sabía que no estaba muerta ni había dejado de crecer, sabía que aún podía disfrutar del jugo que me ofrecería a falta sólo de una cosa, valentía suficiente como para hacerlas salir ahí fuera. Arrancarlas de debajo de la tierra y hacerles ver la luz del sol, recolectarlas y dejarlas en un saco, lleno como un tarro de deseos, abierto con historias dispuestas a recibir mordiscos de todo tipo.

Tan sólo espero que no resulte muy doloroso y disfruteis tanto de mis palabras como espero hacerlo yo.

]]>
http://infernex.net/story/cuando-se-fueron-las-palabras/feed/ 13